K.IM de Kim Dotcom, fundador de Megaupload, ahora persigue la descentralización de los Derechos de Autor con una IEO en Bitfinex

Imagen de Cointelegraph
Facebook
Twitter
LinkedIn

Kim Dotcom, el controvertido empresario de Internet y fundador de la ya desaparecida plataforma de almacenamiento de archivos Megaupload, está volviendo al negocio del contenido digital. Esta vez, en lugar de una plataforma que permite a los usuarios descargar canciones y series de televisión con derechos de autor, Dotcom planea utilizar tecnología Blockchain para crear un mercado justo de distribución de contenido digital llamado K.IM.

Según el White Paper de K.IM, el proyecto propuesto se plantea como un ecosistema dinámico que «pretende convertirse en la forma más fácil y segura de generar ingresos con contenidos digitales».

El proyecto pretende facilitar las transacciones de los consumidores y de los editores al tiempo que elimina al intermediario con la ayuda de la Kimcoin. Bitfinex, la plataforma de intercambio de criptomonedas en asociación con la plataforma de Dotcom, ha anunciado recientemente la venta del K.IM con el relanzamiento de su plataforma Bitfinex Token Sales, un espacio para lanzar Initial Exchange Offering (IEO), u Oferta de Intercambio Inicial en español.

Panorama general del proyecto

El proyecto K.IM ha recaudado hasta ahora más de 2 millones de dólares de los inversores y está previsto que sea plenamente operativo en el tercer trimestre de 2020, según la hoja de ruta del proyecto. K.IM dice que su objetivo es llenar un vacío en la monetización de contenido en un mercado con un valor de más de 400.000 millones de dólares.

Según el White Paper del proyecto, la infiltración de múltiples intermediarios en el negocio de los contenidos digitales ha generado la incapacidad de ofrecer contenidos a precios muy bajos. Con un modelo de negocio que proporciona el 95% de los ingresos por ventas a los creadores de contenido, la plataforma K.IM tendrá como objetivo impulsar la monetización y atraer a los editores para que participen.

Algunas de las características clave de la plataforma incluyen el precio del contenido e implica el uso de un servicio de encriptación de archivos. Los usuarios podrán pagar por el contenido con una gama de criptomonedas. Sin embargo, sólo Bitcoin (BTC) y K.IM estarán disponibles al principio.

K.IM servirá como una moneda utilitaria que permitirá a los usuarios comprar contenido, donar o dejar propina en la plataforma. La hoja de ruta del proyecto también indica que K.IM se publicará en el último trimestre de 2019, con una venta de tokens en Bitfinex que tendrá lugar el 22 de octubre. El jefe de ventas de tokens de Bitfinex, Henry Child, se lo dijo a Cointelegraph:

«K.im tiene una gran oportunidad de ser el primer proyecto de criptomonedas que ‘atraviesa el abismo’ – que va a la corriente principal y es utilizado por personas que no son entusiastas de las criptomonedas».

Al comentar el desarrollo del proyecto, Dotcom mencionó que «la combinación de Internet con Bitcoin ofrece una oportunidad real de alcanzar la promesa original de Internet», definiendo esa promesa como libertad de expresión, finanzas y comercio. También añadió que su principal motivación para lanzar las plataformas es «eliminar a todos los intermediarios y vender contenidos y productos digitales sin censura». En una conversación por correo electrónico, Kim Dotcom le dijo a Cointelegraph:

«K.im trabajará en políticas, diseños y tecnologías que intentan abordar las numerosas y complejas cuestiones del cumplimiento de los derechos de autor para los servicios de intermediación de contenidos generados por los usuarios y los riesgos relacionados».

Dotcom también reconoció que los recientes avances técnicos como la Lightning Network de Bitcoin han permitido la creación de tokens como K.IM que pueden ser soportados en la Blockchain de Bitcoin.

¿Megaupload proyectará una sombra oscura sobre K.IM?

Lejos de las nobles intenciones de dar a los usuarios libertad y acceso a los productos digitales, la supuesta reputación de Dotcom de ganar millones de dólares al permitir el intercambio ilegal de archivos en Megaupload todavía proyecta una sombra sobre su nuevo proyecto.

Para algunos, es un poco sorprendente que una difunta plataforma cuyo fundador ha estado atrapado en una batalla legal con los Estados Unidos sobre los reclamos de derechos de autor esté ahora encabezando un proyecto que creará un mercado justo para los creadores de contenido.

En respuesta, Dotcom ha respondido que la tecnología en la que se basa el proyecto permite a los usuarios vender su contenido sin el conocimiento de K.IM sobre el contenido que están vendiendo. Por lo tanto, los editores de contenido tendrán el control absoluto de su contenido con protección de archivos cifrados.

Al hablar con Hard Fork, Dotcom también dijo que la plataforma tiene como objetivo «respetar los derechos de los propietarios de los derechos de autor mediante el establecimiento de políticas en sus términos de uso».

Le dijo a Max Keiser de KeiserReport que la plataforma implementará una plataforma de alojamiento de contenidos con una «estructura descentralizada», que tendrá una API que permitirá a los usuarios añadir sus servidores desde cualquier parte del mundo. Dotcom también añadió que la plataforma «permitirá a los usuarios denunciar» cualquier cosa ilegal en las plataformas como una estrategia de vigilancia comunitaria.

Las IEO como nuevas ICOs

Por definición, una IEO implica la asociación entre un proyecto y un exchange para vender las tokens del proyecto a través del exchange. Las IEO se promocionan como una alternativa menos arriesgada a las Initial Coin Offergin (ICO) u Ofertas Iniciales de Monedas en español. Mientras que una ICO implica la venta directa de los tokens de un proyecto, los tokens de una IEO se someten a un proceso de investigación que da más confianza a los compradores.

Además, proyectos como K.IM pueden externalizar su marketing, así como el cumplimiento de las normas Know Your Customer (KYC), Conoce a tu Cliente en español, y Anti-Money Laundering (AML), Procedimientos contra el Lavado de Dinero en español, a la plataforma de intercambio. Esto hace que sea fácil para los gerentes de proyecto navegar a través de varios requerimientos regulatorios.

Por esta razón, el proyecto K.IM se ha asociado con Bitfinex en lo que Dotcom llama «el socio perfecto para ayudar a distribuir los tokens KIM».

Dado que el 75% de los tokens de las IEOs han perdido más del 50% de su valor, ¿cómo diferenciará el proyecto de Dotcom su propuesta de valor para una venta exitosa de tokens? Dotcom dijo a Cointelegraph, «una venta de tokens usando Bitfinex fue una elección fácil.» Añadió que:

«Queremos distribuir nuestro token lo más ampliamente posible entre la comunidad de bitcoin para un primer y temprano uso de la plataforma».

Explorando el nicho

Con el aumento de la censura de las plataformas de distribución de contenidos existentes, se puede decir que existe un mercado para una plataforma descentralizada y neutral como K.IM que aumentará en el futuro. El ecosistema K.IM puede revolucionar la industria de contenido digital con una mejor monetización que beneficia tanto a los creadores como a los consumidores.

Todo esto puede lograrse al mismo tiempo que se promueve la libertad de expresión, es decir, si el proyecto cumple las promesas esbozadas en su White Paper. Además, Dotcom confirmó a Cointelegraph que:

«El token aprovecha la tecnología de código abierto más avanzada, como la Lightning Network de Bitcoin y su futura integración con los tokens líquidos. En pocas palabras, el objetivo del token es permitir micropagos rápidos, baratos y prácticamente gratuitos para artistas y creadores de contenido a través de la plataforma K.im».

A pesar de las nobles intenciones del proyecto y de la decisión de seguir el camino de la IEO, algunos inconvenientes podrían suscitar preocupación por el éxito del proyecto. Por ejemplo, Bitfinex ha sido pirateado en varias ocasiones. La primera vez en 2015 provocó la pérdida de más de 1.500 Bitcoins, y un año más tarde, casi 120.000 Bitcoins fueron robados del exchange.

Este año, el intercambio ha sido criticado por su afiliación con Tether en un posible encubrimiento de más de $850 millones en pérdidas por criptomonedas perdidas. Además de las controversias pasadas de Dotcom, los problemas legales asociados con Bitfinex podrían afectar el éxito de K.IM.

Por ahora, sin embargo, queda por ver si K.IM tendrá éxito en cumplir la promesa de Internet a través de la tecnología Blockchain.

Fuente: Cointelegraph

Enlace a la noticia original

Facebook
Twitter
LinkedIn

More to explorer

error

Comparte nuestro contenido

Ir arriba